La energía fotovoltaica es aquella que consigue transformar la energía solar en energía eléctrica, pero ¿Cómo se produce esta transformación? Principalmente gracias al llamado efecto fotovoltaico, este consiste en extraer electrones de las partículas que componen la luz solar (fotones). Para ello se utilizan los paneles solares, formados por conductores normalmente hechos de silicio, que crean un campo eléctrico con los electrones produciendo así corriente eléctrica.

Es evidente que a mayor número de paneles instalados generaremos  más electricidad, pero es igual de perjudicial colocar más paneles de los necesarios como menos. Si colocamos demasiados aumentaremos el coste de la instalación innecesariamente y si no colocamos suficientes no generaremos bastante electricidad para satisfacer nuestras necesidades energéticas. En Amsi realizamos estudios energéticos sin compromiso para calcular el tamaño ideal de tu instalación.

Otro elemento indispensable en instalaciones fotovoltaicas es el inversor, este componente transforma la corriente alterna en corriente continua y nos permite utilizarla en nuestro hogar o negocio. Además, el inversor puede conducir la corriente eléctrica hacia baterías de almacenamiento si disponemos de ellas.

Es importante destacar que la energía fotovoltaica es la energía renovable que más ha crecido a nivel mundial en los últimos años. Se prevé que esta tendencia continúe, sobre todo en España, gracias a la eliminación el pasado año del llamado “impuesto al sol”. Esto supone  la eliminación de cargos o sobre costes a la energía renovable que vaya a ser autoconsumida. Si estas interesado en dotar a tu hogar de una fuente de energía ilimitada como la fotovoltaica contacta con nosotros y valoraremos tu instalación sin compromiso.

Para más información sobre las ventajas de instalar  energía fotovoltaica haz clic aquí.