La caldera es el elemento más importante de un hogar en invierno: nos proporciona climatización y agua caliente, y son clave para una comodidad óptima en casa.
Esto no quiere decir que sólo en invierno se le deba prestar cuidado y atención, pero sí que es cierto que en esta época del año su uso es mayor y más continuado, por lo que hay que prevenir especialmente que no nos falle y nos deje sin calor.

Qué debes hacer.

  • Si estás pensando en renovar o instalar una caldera, debes contratar un servicio profesional. Ganas seguridad, asesoramiento y tranquilidad.
  • Si vives en un clima muy frío, debes tener cuidado con las tuberías. Refuerza la tubería aislándola con revestimiento/anticongelante y protegiéndola así del frío. También puede ser una buena idea optar por instalaciones automáticas que enciendan tu caldera por períodos cortos de tiempo para disminuir el riesgo de congelación.
  • Una correcta ventilación es muy importante: generalmente, las calderas están ubicadas cerca de ventanas. Es recomendable mantener la ventana abierta para airear la estancia y evitar acumulación de gases.
  • Si tu caldera está ubicada al exterior, protégela de la lluvia para evitar averías.
  • Asegúrate de que tienes a mano una copia del manual de tu aparato. Si no, puedes encontrarla en internet buscando el fabricante y modelo.
  • La caldera es mejor tenerla vigilada. Si no puedes, es recomendable apagarla cuando abandones tu casa.

Qué debes vigilar.

  • Comprobar la presión del agua es importante: asegúrate de que el circuito está lleno de agua.
  • Cuando enciendas tu caldera, y si puedes ver la luz piloto, comprueba que la llama que aparece es de color azul. En caso contrario, llama a tu servicio técnico.
  • Si al encenderla notas olor a gas, puede ser sinónimo de fuga. Llama inmediatamente a un técnico.
  • Comprueba que tu caldera cumple con la legislación y asegúrate de que realizas la revisión periódica anual.

Mantenimiento preventivo.
A pesar de mantener una vigilancia y un cuidado de tu caldera, hacen falta profesionales que entiendan y conozcan su funcionamiento. Para evitar una caldera sucia o mal regulada, realiza las revisiones periódicas con una empresa especializada.


¿Sabias que…?
Una caldera mal regulada/sucia puede duplicar tu consumo y combustible.

Ahórrate averías y reparaciones contratando mantenimiento preventivo, esencial para cualquier hogar que quiera agua caliente y climatización eficiente.

En Amsi ofrecemos asistencia y soporte técnico de instalación, renovación y reparación de calderas.

Si deseas conocer más, o tienes interés en instalar una caldera en tu hogar, te lo ponemos fácil: llámanos al 900 831 674 o rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo.

¡Síguenos en redes para saber más!
Instagram
Facebook
Twitter