España es uno de los países europeos con más horas de sol, por ello no paran de aumentar las instalaciones de energía solar que nos permiten producir nuestra propia energía de forma limpia y gratuita, pero ¿en que se diferencian la energía fotovoltaica y termosolar?.

Energía Solar

Llamamos energía solar a la energía obtenida a partir de la radiación electromagnética del sol. Esta energía se transforma a través de placas solares fotovoltaicas en electricidad o en energía térmica a través de placas solares térmicas.

Energía solar fotovoltaica

La energía solar fotovoltaica produce energía eléctrica a través de paneles solares. La principal ventaja de esta fuente de energía es que es 100% renovable y gratuita.

Tipos de paneles solares:

  • Paneles solares monocristalinos: tienes un rendimiento de entre 24 y 25%. Estos paneles están compuestos por un silicio de alta pureza por ello son los

paneles de mayor rendimiento y también de coste más elevado.

  • Paneles solares policristalinos: tienen un rendimiento de un 18% porque la pureza del silicio es menor.
  • Paneles solares amorfos: prácticamente no se usan ya que su rendimiento es la mitad del de un panel monocristalino y además empeora con los años más rápidamente.

Energía solar térmica

Utiliza la radiación solar para calentar un fluido, normalmente agua, de esta manera puede aprovecharse para  agua caliente sanitaria o para calefacción.

Encontramos varios tipos de energía solar térmica:

  1. Energía solar térmica de baja temperatura: este tipo de energía provee calor útil a una temperatura menor de 65ºC. Suele utilizarse a nivel doméstico normalmente para su uso en calefacción solar.
  • Energía solar térmica de media temperatura: en este caso se generar temperaturas de hasta 300ºC. El principal problema es que para llegar a estas temperaturas se necesita utilizar colectores de media temperatura que solo funcionan en lugares con gran cantidad de radiación directa.
  • Energía solar térmica de alta temperatura: genera temperaturas superiores a los 500ºC. Este tipo de instalaciones pueden transformar la instalación calorífica en electricidad pero son muy poco comunes.

Actualmente la energía solar fotovoltaica se ha posicionado como la mejor alternativa en los próximos años. El uso de esta tecnología no ha dejado de aumentar por sus múltiples beneficios y por su reducción en costes de hasta un 85% en los últimos 10 años.

Para cualquier consulta sobre energía fotovoltaica o termosolar puedes llamar a nuestro teléfono gratuito 900 83 16 74 o enviarnos un formulario desde nuestra web.

Las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico en España no han parado de aumentar en los dos últimos años. No es de extrañar teniendo en cuenta lo rápido que se recupera la inversión inicial gracias al ahorro energético y económico que produce. Pero ¿en que consiste realmente el autoconsumo fotovoltaico? ¿Qué tipo de instalación es la adecuada para mi vivienda, con inyección o sin inyección a red? Te explicamos todo en este artículo.

Autoconsumo fotovoltaico

Cuando hablamos de autoconsumo fotovoltaico hacemos referencia la producción de energía eléctrica para consumo propio a través de paneles solares fotovoltaicos.

Las instalaciones de energía fotovoltaica cuentan con los siguientes elementos principales:

  • Paneles solares: son los encargados de transformar la luz solar en energía eléctrica en forma de corriente continua.
  • Inversor: este componente transforma la corriente continua en corriente alterna para que podamos utilizarla en el ámbito doméstico.
  • Batería: es opcional, sirve para acumular energía y poder utilizarla cuando no disponemos de luz solar, por ejemplo en horario nocturno.

Autoconsumo fotovoltaico con inyección a red y sin inyección a red.

Principalmente existen dos modalidades de autoconsumo solar: con inyección a red y sin inyección a red.

En las instalaciones fotovoltaicas con inyección a red la energía producida por los paneles solares se utiliza para el consumo propio y en el caso de producir más electricidad que la que se consume, se vuelca el excedente en la red eléctrica general.

Por otro lado, en el caso contrario en que los paneles solares no estén funcionando o no produzcan suficiente energía, se puede tomar la energía necesaria de la red eléctrica.  En este tipo de instalación no es necesario el uso de baterías donde almacenar energía, puesto que utilizamos la red eléctrica como soporte para los momentos en que no producimos suficiente energía. 

Tanto las inyecciones de electricidad que realizamos a a la red, como la cantidad de energía que consumimos de ella cuando la instalación fotovoltaica no genera suficiente electricidad, son contabilizadas por un contador de doble sentido. De esta manera en un periodo de tiempo establecido con anterioridad se calcula la diferencia entre la energía inyectada y la que se ha tomado de la red. Si se ha consumido más energía de la inyectada a la red, la compañía eléctrica le cobrará la diferencia. En el caso contrario, la compañía deberá compensar al cliente de la manera que hayan acordado previamente, suele ser “guardando” el saldo favorable para futuras  facturas o realizando  una compensación económica.

Las instalaciones fotovoltaicas sin inyección a red suelen ser utilizadas para casas aisladas que no tienen acceso a la red eléctrica. En este caso no existe la posibilidad de verter el excedente producido a la red eléctrica, por ello es muy común el uso de baterías que permitan almacenar la energía sobrante para utilizarla cuando la instalación no genera suficiente electricidad.

En Amsi Integral llevamos más de 25 años realizando instalaciones energéticas. Si estas pensando en instalar fotovoltaica puedes calcular tu propio presupuesto haciendo clic aquí o puedes contactar con nosotros directamente en nuestro número gratuito 900 83 16 74.

¿Imaginas poder producir en tu propia casa la energía que necesitas para cargar tu coche eléctrico? Deja de imaginar: es posible hacerlo realidad gracias a la instalación de paneles solares.

El autoconsumo fotovoltaico está ya presente en miles de hogares y empresas y su uso puede aplicarse también a la carga de vehículos eléctricos. De hecho, son muchas las ventajas que obtendrás a cambio:

  • Rentabilidad: en pocas palabras, todo lo que obtengas por la vía del autoconsumo desaparecerá de tu factura. Así que siempre que cargues tu coche en tu propia instalación fotovoltaica ahorrarás el coste de esa energía obtenida.
  • Sostenibilidad: el origen de la energía que utilizarás como combustible para tu coche eléctrico será 100 % natural y sostenible y 0 % dependiente de las compañías eléctricas.
  • Facilidad de instalación: todo lo anterior lo puedes obtener de forma muy sencilla y sin preocuparte por nada.

No tendría demasiado sentido optar por un medio de transporte eléctrico para cuidar del medioambiente y, a la vez, continuar obteniendo su energía de forma convencional, ¿verdad? Precisamente por esta razón, son cada vez más las personas que deciden instalar paneles solares en casa para cargar su coche a través de energía 100 % renovable.

¿Qué tipo de instalación fotovoltaica elegir?

Elegir el tipo de instalación fotovoltaica ideal en cada caso va a depender del lugar en el que residas y también de sus características. Por ejemplo, tendremos que diferenciar entre:

  • Viviendas unifamiliares: el consumo eléctrico es única y exclusivamente tuyo, por lo que la instalación es mucho más sencilla.
  • Parkings con acceso a tu contador: cuando existe la posibilidad de instalar el punto de recarga conectado al contador de tu vivienda.
  • Parkings sin acceso a tu contador: en estos casos, se implementan soluciones capaces de imputar el consumo individual y su coste a cada usuario del suministro comunitario.
  • Nuevo suministro dedicado: en ocasiones, la infraestructura presente no sirve para instalar los paneles fotovoltaicos. Esto se soluciona contratando un nuevo suministro diferenciado con un contador dedicado exclusivamente a la recarga de tu coche eléctrico.

Una inversión con un rápido retorno

Los paneles solares tienen una larga vida útil, que puede superar los 25 años. Tan solo asumiendo los costes iniciales y de instalación, tendrás en tu hogar una fuente de energía inagotable, sostenible y rentable. Y la podrás usar siempre que quieras, también para cargar tu vehículo.

Para que te hagas una idea, las instalaciones fotovoltaicas generan a sus usuarios un ahorro de hasta el 80 % en su factura de la luz. Sin duda, esta cifra hace que la inversión realizada se recupere en mucho menos tiempo de lo que imaginas, aproximadamente en menos de 5 años.

En Amsi somos especialistas en energía fotovoltaica y podemos encargarnos de llevar a cabo la instalación fotovoltaica de carga de vehículos en tu propia casa. Para que nunca más tengas que preocuparte por encontrar dónde cargar tu coche eléctrico y para que puedas hacerlo sin asumir gastos innecesarios. ¡Pídenos presupuesto sin compromiso! Además gracias al Plan MOVES gestionado por IDAE también puedes solicitar las ayudas para adquirir tu coche eléctrico en

La energía fotovoltaica es aquella que consigue transformar la energía solar en energía eléctrica, pero ¿Cómo se produce esta transformación? Principalmente gracias al llamado efecto fotovoltaico, este consiste en extraer electrones de las partículas que componen la luz solar (fotones). Para ello se utilizan los paneles solares, formados por conductores normalmente hechos de silicio, que crean un campo eléctrico con los electrones produciendo así corriente eléctrica.

Es evidente que a mayor número de paneles instalados generaremos  más electricidad, pero es igual de perjudicial colocar más paneles de los necesarios como menos. Si colocamos demasiados aumentaremos el coste de la instalación innecesariamente y si no colocamos suficientes no generaremos bastante electricidad para satisfacer nuestras necesidades energéticas. En Amsi realizamos estudios energéticos sin compromiso para calcular el tamaño ideal de tu instalación.

Otro elemento indispensable en instalaciones fotovoltaicas es el inversor, este componente transforma la corriente alterna en corriente continua y nos permite utilizarla en nuestro hogar o negocio. Además, el inversor puede conducir la corriente eléctrica hacia baterías de almacenamiento si disponemos de ellas.

Es importante destacar que la energía fotovoltaica es la energía renovable que más ha crecido a nivel mundial en los últimos años. Se prevé que esta tendencia continúe, sobre todo en España, gracias a la eliminación el pasado año del llamado “impuesto al sol”. Esto supone  la eliminación de cargos o sobre costes a la energía renovable que vaya a ser autoconsumida. Si estas interesado en dotar a tu hogar de una fuente de energía ilimitada como la fotovoltaica contacta con nosotros y valoraremos tu instalación sin compromiso.

Para más información sobre las ventajas de instalar  energía fotovoltaica haz clic aquí.